Ofrenda de alimentos a la Virgen de la Antigua de Almuñecar

La Virgen de la Antigua Coronada de Almuñécar no ha procesionado este 15 de Agosto, como lo viene haciendo cada verano. Un hecho insólito si tenemos en cuenta que es la primera vez que esto ocurre desde 1959, año en los sexitanos nombraron a la Virgen patrona de Almuñécar.

Cada 14 de Agosto se produce una ofrenda floral a los pies de la Patrona en su capilla de la Parroquia de la Encarnación, la engalanan con nardos para que luzca bonita el día de la procesión.

La Hermandad del Santísimo Sacramento y Ntra. Sra. de la Antigua Coronada, consciente de los problemas que atraviesan muchas familias de Almuñécar por la crisis derivada del Covid-19, ha decidido que la ofrenda a su Patrona sea en forma de donativo solidario. 

Así, los tradicionales nardos se han convertido en una ofrenda solidaria de alimentos que irán destinados a Cáritas Parroquial de Almuñécar, entidad beneficiaria del Banco de Alimentos de Granada.

Gracias a La Hermandad del Santísimo Sacramento y Ntra. Sra. de la Antigua Coronada por esta iniciativa solidaria. Resaltamos las palabras de Antonio Díaz, Hermano Mayor:«la ayuda a las personas que más lo necesitan es la ofrenda que más puede agradar a la Virgen de la Antigua Coronada».

Gracias a todas y cada una de las personas que se han sumado a esta causa contribuyendo con alimentos y donativos.

 Pequeña historia de la Virgen de la Antigua

Se cree que la imagen llega con la Reconquista junto a las tropas cristianas, esto explicaría su pequeño tamaño y el orificio que tiene la figura en la parte inferior,cuya utilidad sería transportarla a los lomos de un caballo, con la finalidad de que los soldados cumplieran con sus rezos.

Se trata de una pequeña imagen de la virgen de pie con el niño en brazos, de talla en madera, está realizada de una sola pieza policromada. De estilo visigótico. Policromía al óleo.

Las dos figuras tenían coronas metálicas que se sustituyeron por otras de oro el 14 de Mayo de 2016, cuando el papa Francisco concedió la Coronación Canónica de la Virgen.

Las figuras fueron embutidas en un traje formado por placas de plata de martillo, con filigranas de latón y engarces de plata.

Debido al paso del tiempo, la imagen se ha ido deteriorando y, en 1992, la doctora Doña Bárbara Hasbach Lugo, especializada en conservación y restauración de obras de arte, procedió a su restauración.

Hoy los sexitanos tienen a su patrona en perfecto estado de conservación.

 

Socios Protectores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies