Gracias al voluntariado de MAPFRE

Siempre están al lado del Banco de Alimentos y su actividad. Ayudan a aliviar las necesidades de las personas más necesitadas, y en esta ocasión han tenido la iniciativa original de donar 1500 cajas de uvas peladas, para que pueda servir para celebrar el cambio de año, como signo de esperanza de un cambio de rumbo tan necesario.

¡UN EJEMPLO DE SOLIDARIDAD EN TIEMPO DE CRISIS!  

Socios Protectores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies